miércoles, junio 28, 2006

¿El esposo está aburrido de llegar y encontrarte despeinada y despintada?

Llena de hastío y colmada de tanta bazofia preelectoral, he decidido volverme una reaccionaria y preocuparme por asuntos más interesantes como los conocimientos que una mujer íntegra del siglo XXI debe tener y no que si el Fecal era zurdo (por cierto vaya desprestigio para nosotros los siniestros), que si los delicuentes se mean por la mano dura del gay de Madrazo y demás bagatelas.

Quiero tener entre los dedos un espagueti recién cocinado y observar el centro con detenimiento para verificar si está al dente. Agujas, hilos, sartenes y flores serían mis herramientas elementales. Deseo instruirme en el lenguaje culinario para poder leer libros de cocina. Entender que mechar un lomo, es introducir un ingrediente como el ajo; ligar la salsa, es espesarla; naparla, es cubrirla.

Muero por ser parte de ese grupo de mujeres de entre 18 y 35 años, algunas recién casadas y otras a punto de hacerlo, que asiste a los módulos culinarios de la escuela de Tota Topete.

¡Qué va! Daría mi vida por hacerme vieja tal y como lo hizo Tota: elegante educadora de unos 60 años, madre de cinco hijos, abuela de 11 nietos, conserva un matrimonio feliz de 40 años y es técnica en educación familiar, carrera que ya no existe.
Adios a mis sueños de convertirme en una influyente editora o de perdis en una grandiosa reportera, nanais. Definitivamente lo cambiaría todo por ser socia de FAME (Familia Mexicana), la escuela ubicada en una residencia en el sur de la Ciudad de México, desde donde Tota intenta reproducir su ejemplo.
Ser la pregonera de una máxima filosófica: "Para una mujer, la maternidad debe ser lo más importante porque fue lo primero que le dio Dios y teniendo hijos, es su manera de cooperar con El". Asimismo, asumir una postura combativa en contra de la nueva corriente de la mujer moderna que prefiere vivir sola, ser profesionista y sencillamente no tener chamacos.
Verán, siguiendo los preceptos de la moral en turno, dejaría de preocuparme por el elevado costo de mi diplomado en la Sogem y me entregaría en cuerpo y alma a los cursotes que la escuela totesca ofrece. Ahí aprendería las técnicas de "un matrimonio feliz", "de autoestima para dar felicidad al esposo" y muchas más exquisiteces propias de una dama honorable.
¡Nombre! Andaría por las calles grite y grite a viva voz, este axioma personal: "Dele al esposo", "Hágale la vida fácil, aunque ello implique sacrificios de su parte". Entonces, si alguna pérfida ambiciosa se atreviese a cuestionar mis deseos de ser una mujer "íntegra", yo atinaría a reponderle que mi vida cambió cuando terminé la carrera de F.F. en la escuela de Totis; que Ciencias de la Comunicación ni que las naranjas. Formación Familiar, ni más ni menos.
¡Diak!

6 comentarios:

G. Zejel dijo...

Yo ni siquiera recuerdo la última vez que usé maquillaje. Te tengo una macabra historia... Había una vez un pianista del Conservatorio... y me volví más loca de lo que estoy por él... Como era pianista, muy shakespereanamente, mi mamá lo odiaba y terminó por joder mi relación con él. Yo estaba tan deprimida que dejé la carrera y permití que mi mamá hiciera de mi vida un papalote. Me metió a estudiar al ESDAI, la fabulosa carrera de "Administración del Hogar - Empresa"... La academia de Totis tiene la misma función - noble, rescatable, loable - que el ESDAI... ser como una bomba nuclear puesta en el culo de las mujeres pensantes. Irrita, molesta, fastidia... y nos hace seguir, empecinadamente, hacia lo opuesto.

La mamá de los pollitos dijo...

Pero si tiene usté la boca atascada de razón... Qué más quisiera que encontrarme un hombre guapo, millonario y soltero, que me mantuviera pa no tener que trabajar, que yo nomás me preocupara por dar mi cariño maternal a los chamacos, porque ¡ah, eso sí!, tendría cocinera, chofer, jardinero, nana, asistente personal, entrenador de fitness, y todos esos lujos de las señoras de sociedá...
Ná... ya parece. Esos son sueños guajiros. Yo soy una mujer chambeadora y feliz, en espera de mi príncipe azul (que si fuera rey estaría más chido jaajaja).
Qué buen post se aventó, doña Diane.

Anónimo dijo...

Na ké! Lo tuyo lo tuyo es especializarte en la técnica del tlacoyo y la agua diorchata.

Anónimo dijo...

Best regards from NY! No prescription bontril 105 sr

Beatrix dijo...

Seremos dos tomando los cursos de Tota, a mi no me vendrian nada mal...jajajaja

Me gusto mucho, en serio. Que gusto leerte, te mando un beso.

Beatrix

ame2007 dijo...

Hola! pues a mi no me caeria nada mal tomar ese curso.. alguien me puede pasar los datos de la escuela de Tota Topete? Gracias!